18 mar. 2014

Vive le Revolución de la Eficiencia¡

Críticos del Crecimiento se equilibran con críticos de Restauran. Uno debe estar bien satisfecho, para concentrarse en el defecto de una comida. Por eso uno encuentra pocos detractores del Crecimiento en las barriadas de Mombay, y en pueblos Quenianos, al contrario uno encuentra màs críticos del Crecimiento en distintos Talkshows y en academias evangélicas. Es cierto que el crítico de Restauran piensa de mala gana, por ejemplo de donde procede el medallón de carne, que le parece no muy bien grillado. Un animal fue asesinado y descuartizado en un proceso con toda seguridad bastante horrible. Esta situación describe con mucha certeza la seguridad material de los críticos del Crecimiento, cuando declaran que las máquinas son muy ruidosas y costosas.



Si el Crecimiento llega a detenerse, entonces comienzan a aparecer más ediciones de críticos del Crecimiento. Porque el público, por lo menos secretamente le gusta, quiere que la economía mejore. Pero cuando la coyuntura gana en avance, enseguida aparecen Richard David Precht, Harald Welzer und Co. con el seño fruncido y hurgan dentro del planteando pronóstico del fracaso. “Los Límites del Crecimiento” se llama la obra que refleja la literatura de este tipo aquí en Alemania. Sobre esto advirtió el Club de Roma en 1972 a las naciones occidentales, industrializadas que detuvieran el Crecimiento y advirtieron que para la humanidad habría escasez de materias primas, recursos alimenticios y habrá una enorme contaminación ambiental. “El Crecimiento es la causa del problema.” Así advirtió el famoso y elitario Club de Roma y recomendó regresar el estado de la Producción Industrial al que había en los años 70, para poder “regresar” a un estado de equilibrio. Lo contrario al pronóstico del Club de Roma fue lo que ocurrió. Los países de Asia, más tarde también de Americalatina y antes África se orientaron al Crecimiento y se pusieron en marcha decididamente.

Al comienzo del siglo 21 el Programa de Desarrollo de la ONU manifestó y constató que la pobreza ha declinado más en los 50 años pasados, que dentro de los 500 años de historia anterior. En los países en vías de desarrollo (Schwellenländern) se mejoró considerablemente la situación medio ambiental. Es verdad que el crecimiento tiene espacios feos. “Nosotros” producimos basura plástica, dulces tóxicos, programas de tv idiotas y miles de metros de Bibliotecas llenas de críticos del Crecimiento. Pero también vacunas que salvan vidas humanas, bicicletas eléctricas y computadores para el hogar, que hacen posible accesos universales para todos. Quien entienda el crecimiento como “la propuesta” al consumo superficial, al ruido, y la basura , debería primeramente pensar en esto, tener en cuenta como la tecnología es capaz de diminuir inteligentemente el consumo de recursos naturales y del consumo de energía. La revolución de la eficiencia está ocurriendo en este segundo. El aspecto central del error del pensamiento de los críticos del crecimiento consta en la suposición , que el resultado del bienestar que nace a partir de la industrialización sería la causa central para la destrucción de la naturaleza y la contaminación ambiental .

Pero mediciones concretas demuestran lo contrario. La pobreza, NO la riqueza es la mayor amenaza para el medio ambiente. Donde las personas tienen las preocupaciones de mantenerse así mismas y a sus propias familias, entonces no tiene mayor consideración por los bosques, animales, agua o la calidad del aire. Economistas han calculado, que desde un determinado estándar de vida, las personas en todas partes del mundo comienzan a hermosear su medio ambiente. Nadie quiere vivir en un paisaje lleno de basura, respirar el peor aire y/o tener miedo del agua que tomas. A través de la industrialización hay por ejemplo hoy más bosques en Alemania, el aire y el agua son mejor hoy que en tiempos antiguos. Al mismo tiempo encontramos hoy menos agentes contaminantes o sustancias nocivas dentro de las mismas personas que antes. Sin embargo se mantiene y se da a conocer el mito de que el crecimiento es destructivo, e incluso se enseñará de esta manera también en colegios. Si es cierto, en el paso desde la sociedad agrícola a la sociedad industrial en todos los países han tenido, tienen la fase de “chimenea contaminante” , ciudades taponeadas y aguas contaminadas que desaguan en ríos. En los países antiguos de Europa ese período duró sobre un siglo, en los países nuevos de Europa, solo un par de décadas. Nos alegramos de que muchas personas vayan saliendo de la pobreza en Brasil, Ghana o India, es por esa situación que el mundo será un lugar más hermoso. Quien menosprecia la prosperidad, menosprecia también a las personas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario